HISTORIA por Sor Gemma Morató

PRELIMINARES

1864. Contactos previos

Se puede decir que la historia de las Dominicas de la Presentación en España comienza en 1864. No es ninguna equivocación hablar de este año en lugar de ir directamente al 1867, conocido y asumido por todas las hermanas como el de la primera fundación en España. ¡Es cierto!, pero eso no significa que todo se inicia en ese momento.

Una carta del 28 de marzo de 1864 muestra que las relaciones entre el Sr. José Xifré, propietario de un hospital en Arenys de Mar y las Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación ya se hacían realidad.

Sor Thèodore, que con el tiempo sería la primera superiora de la comunidad de Arenys de Mar, escribe desde España a Mère du Calvaire, superiora general del momento. Es una carta donde se mencionan las relaciones con un tal Sr. Torrent y con el Sr. Xifré.

Unas relaciones hechas también por carta. Sor Thèodore traduce a la Superiora General el contenido de estas, donde se expresan diversas condiciones de un contrato, no dice cuál, pero podemos imaginarnos que se refiere a la ida a España de las hermanas.

La carta acaba dando por hecho que cuando Mère du Calvaire conozca España le será más fácil comprender como se pueden llevar las cosas a buen término pues allí todo va bastante lento.

“Mais quand vous aurez vu l’Espagne, vous saurez comme nous toute leur lenteur”

Sor Thèodore

Su nombre era Aline Dury, nació el 3 de septiembre de 1832 en Melle (Vienne), tomó el hábito de la Presentación el 8 de abril de 1850 y profesó el 26 de septiembre de 1852. De 1858 a 1864 fue submaestra de novicias en Tours y después fue la superiora del pensionado de Amboise hasta ser fundadora de Arenys de Mar. Fue mientras estaba en Amboise que visitó España, si las fechas y datos no engañan.

En 1856 obtuvo el diploma oficial de “Directrice de Salle d’Asile” en la Normal de Madame Pape -Carpantier en París - (en el sexto barrio de la capital francesa hay una calle que lleva el nombre de esta señora). Será la primera de la promoción. Con este detalle nos damos cuenta del interés de Mère du Calvaire por la formación.

Fue superiora de Arenys de Mar de 1867 al 1884, en este año estuvo unos meses en la comunidad de la enfermería de Tours y volvió a Arenys, donde continuó siendo superiora hasta el 1887, cuando fue a fundar a Roma, en la vía Millazo, donde fue superiora hasta el 1906 (22 de mayo de 1887: Carta de Sor Ludovic a Sor Ephrem explicando de Sor Theòdore en Roma. Sor Ludovic le dice que está desbordada, que es mayor y débil).

Sr. Thèodore llegó a Arenys de Mar con 36 años, pronto se ganó el aprecio del pueblo y durante mucho tiempo los arenenses la recordarán. En 1949 incluso, casi 40 años después de su muerte, el programa oficial de las fiestas de San Zenón la recuerda y dice de ella: “Sor Teodora fue muy popular en esta Villa, donde estuvo durante largos años, y aún hoy, señoras areñenses de edad avanzada la recuerdan con cariño”.

Muere el 11 de abril de 1910. Mère Saint Pierre le tenía un gran aprecio y cariño (Cfr. Pouän, M. Saint Pierre).

El Sr. Xifré

José Xifré Casas nació en Arenys de Mar el 15 de octubre de 1777 y fue bautizado al día siguiente en la iglesia parroquial de la población. Recibió los nombres de José, Pablo y Juan, sus padrinos fueron su abuelo paterno José Xifré, patrón de barco y su tía Teresa Casas Gelpí. Sus padres eran Juan Bautista Xifré Horta, de profesión marinero y Margarita Casas Castelló que tuvieron seis hijos: Domingo, Juan Bautista, Pablo, José, Antonio y Lucía. Dos murieron bien pequeños y José llegaría a ser una figura de la potente y nueva clase social de la época constituida por los llamados “americanos o indianos”.

Su padre murió arruinado por los negocios con América pero a pesar de todo José Xifré se fue de bien joven a Cuba y Nueva York donde hará fortuna. En Cuba dirigió una fábrica de curtidos con mucha inteligencia y tenacidad, si tenemos en cuenta que pronto consiguió seis millones de duros, una cantidad nada despreciable en la época. Había heredado el estilo de su tío con el cual había trabajado desde su llegada a Cuba en 1798. También hizo inversiones en café, tabaco y azúcar y algunos dicen que se dedicó incluso al comercio de esclavos.

Hacia el 1818, la crisis económica le hizo pasar un mal momento que fue superado gracias a la ayuda de su agente en Nueva York, Thomas Downing. Como muestra de agradecimiento se casa a los 41 años con Judith Downing, la hija de Thomas, de tan solo 16 años y se establecen en un principio en Nueva York. Tendrán un hijo, “Pepito”, que junto a su madre disfrutará de la fortuna mientras José Xifré vive una vida sencilla y con el deseo de regresar a España.

Dicen que para volver se preparó el terreno y envió dinero para construir el teatro Principal de Arenys de Mar, pero la aversión que su mujer sentía por Barcelona lo mantuvo dando vueltas por Europa, entre balnearios y grandes ciudades. Con 60 años regresa a Cataluña y se establece en Barcelona, hacia 1830, y fue recibido con grandes honores en su pueblo natal. En 1854 su mujer se fue a vivir con él, hasta entonces había vivido en París. En este momento su fortuna era de 120 millones de reales, es por eso que se puso de moda la expresión “es más rico que Xifré”.

Hizo construir los llamados “Porxos d’en Xifré” (Pórticos de Xifré), fue el primer presidente de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad y alcalde de Barcelona en 1850. Formó su propia compañía de bomberos y participaba activamente cuando se declaraba un incendio. También hizo edificar un gran hospital en Arenys de Mar en 1849 siguiendo el estilo de los pórticos.

La publicación “Ecos de la costa” de 1886 hace memoria del hospital Xifré y explica con el estilo del momento, mezclando la forma literaria, piadosa y simpática, la figura de José Xifré.

“D. José Xifré, que vió la luz primera en nuestra pintoresca villa, conquistó en América lo que se llama una fortuna. Xifré, que tenía un corazón generoso, quiso perpetuar su memoria.

Convencido de que las buenas obras hallan una doble recompensa: en la tierra, con las bendiciones de los hombres, y en el cielo con la sonrisa de los ángeles, concibió la idea de dotar a Arenys de un edificio benéfico que reuniera dos fines a cuál mas laudables: uno, dar sólida instrucción religiosa y moral a las niñas, y otro, enjugar las lágrimas del desvalido y enfermo.

Y llevó a cabo aquél proyecto gigante empleando para ello sumas respetables”.

Así, José Xifré edificó un edificio que contaba con 25 camas de hospital, un asilo y varias clases.

Murió en Barcelona, en su Torre de Horta, el 7 de agosto de 1856. Su hijo, José Xifré Downing gestionó el traslado de sus restos a la capilla del hospital de Arenys. Hizo construir un magnífico panteón a A. Gumery que conoció en una de las habituales estancias en París y así, cinco años después de su muerte, el 7 de agosto de 1861, Xifré reposaba en el panteón que tiene como inscripción: “José Xifré Casas, quien, de su patrimonio fundó esta casa para curación de los enfermos”.

José Xifré ha quedado ya en la historia de Cataluña. Hay quien afirma que fue un célebre masón. El diario “La Vanguardia” del sábado 10 de febrero de 1979 (Sección Cataluña) decía así:

“Don José Xifré Casas (Arenys de Mar, 1777-Horta 1856) fue un típico indiano que dedicó su actividad a múltiples negocios y, entre ellos, al de la construcción de edificios.

Siguiendo los modelos neoclásios de la época e inspirándose en las formas creadas por Percier y Fontaine, proyectó el mismo grupo de viviendas para la Habana, Cádiz y Barcelona. En esta última ciudad levantó los edificios llamados de los pórticos de Xifré en el paseo de Isabel II, frente a la lonja de Mar.

En su villa natal de Arenys de Mar financió la construcción de un teatro y decidió regalar un hospital, para lo cual diseñó un edificio que recuerda las formas y estilo de los pórticos de Barcelona.

El hospital Xifré de Arenys fue inaugurado en 1849 y constituye un ejemplar excelente del mejor estilo imperante en Cataluña mediado el siglo XIX.

En 1861 fue enterrado en la capilla del hospital, en un panteón diseñado por el francés Ch. A. Gumery, el cadáver del Señor Xifré que había estado hasta entonces en el cementerio del Este de Barcelona.

El hospital se halla en el centro de una espaciosa finca que constituye, con sus huertos y jardines, el más adecuado entorno de la casa…”

 El Hospital y Xifré Downing

En 1858, el hijo y heredero de Xifré vio que prácticamente el uso exclusivo del hospital que había impuesto el fundador era impropio de un edificio de semblantes magnitudes. Así, sustituyó las tres señoras que con el nombre de “hermanas” se encargaban de los enfermos e instaló a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, para que pudieran gestionar el hospital y se dedicaran a la enseñanza y mantuviesen un hogar de niños para los hijos de los trabajadores.

Llegaron las religiosas procedentes del colegio de la Rue du Bach de París, entre las cuales estaba la tía de Xifré Downing pero dejaron el hospital el mes de marzo de 1867.

LOS INICIOS

1867. Y así comienza nuestra historia…

En septiembre del mismo año 1867, Xifré Downing consiguió que se establecieran en Arenys nueve hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen procedentes de Tours y que fueron recibidas con mucha alegría.

Año de fundación

Vayamos paso a paso y veamos como fue todo. El 4 de octubre de 1867, Sor Ludovic escribe a la Madre General. El Sr. Xifré ha ido a París para pedir hermanas para su hospicio.

Monsieur Xifré est venu ces jours-ci me prier de vous faire une demande de 9 soeurs pour Arenys entre Perpignan et Barcelone”.

Quiere que dos hermanas visiten a los pobres en su domicilio y que las otras se ocupen de una escuela primaria y una “salle d’asile” de 100 internas de la clase obrera.

Sor Ludovic compara la casa de Arenys con la que ella está en París. Dice que las hermanas que vayan a España deberán ser lo suficiente inteligentes para aprender español, después deberán dar clases de francés y español. Y aún añade: ¡Es fácil!, me ha dicho el Sr. Xifré.

En el hospital estaban las hermanas de San Vicente. Sor Ludovic dice que el Sr. Xifré le propone a la Madre General que lea la correspondencia con las superioras de esta Congregación y entonces comprenderá por qué quiere cambiar.

“El Sr. Xifré se ocupa el solo de esta casa. Responded tan pronto como podáis”. La carta acaba explicando de otras hermanas que llegarán a la casa de París. “Vuestra humilde hija”.

Al cabo de doce días otra carta de Sor Ludovic da testimonio de que el Sr. Xifré está muy interesado en que las hermanas vayan a España. Por lo que parece, Mère du Calvaire ha pedido referencias de la casa y el Sr. Xifré las ha llevado a París. Él no es el único administrador, él mantiene la casa y mantendrá a las hermanas.

José Xifré, hospedado en el hotel Saint Petesbourg, 35 de la calle Caumartin de París envía la correspondencia de las Hermanas de San Vicente a Mère du Calvaire. Está claro que el motivo del cambio es un desacuerdo, parece que la nueva superiora de san Vicente no satisface a José Xifré.

Le envía también una fotografía no muy buena de la casa de Arenys, se ven naranjos, y además le hace saber que desde bien pequeño conoce a la emperatriz de los franceses.

El establecimiento de Arenys, dice José Xifré, comprende:

  • Un hospital con 25 enfermos o más en pleno invierno.
  • “Une salle d’asile” con 150 o 200 niños.
  • “Une étude supérieur” a la “salle d’asile” para niños hasta la primera comunión.
  • Instrucción superior para las niñas obreras. Con una treintena de internas.

Xifré remarca que todos los niños hablan más o menos el francés pero que la lengua del país es el español y que hace falta que las hermanas lo hablen y mejor si hablan catalán o patois de Perpiñan.

Hay un capellán que dice la misa cada día.

En tiempos de las Hermanas de San Vicente había 10 hermanas, una era la tía de José Xifré. Xifré se muestra dispuesto a dar todas las explicaciones posibles.

CARTAS

21 octubre de 1867

Xifré responde a otras cuestiones. El capellán que dice la misa cada día no es el rector de la parroquia sino un padre capuchino. Xifré dice que él lo recomendó porque el rector es una “pizca acaparador”.

La enseñanza en la clase se hace en francés. Pero las hermanas del hospital deberían hablar catalán. Con nueve Hermanas hay bastante.

Hay un consejo de administración. La superiora debe ser inteligente y firme de carácter para luchar contra el rector y algún miembro del Consejo de Administración.

1 de noviembre de 1867

José Xifré manifiesta su agradecimiento porque la Presentación acepta la obra de Arenys de Mar.

La antigua superiora de Arenys (San Vicente de Paul) María Cuzon fue trasladada al “Asilo de San Juan de Dios” de Gaelete (Málaga). Xifré le escribe para acabar de tener toda la información sobre la administración. La antigua superiora responderá a todo pero será “después de haber regresado de sus 10 días de retiro”, escribe Sor Filomena desde Málaga.

Escribe también al alcalde de Arenys, Antonio María de Ramis y a José Folchs, miembro del Consejo del hospital, explicando que las Hermanas llegarán hacia diciembre y le enviarán el contrato del hospital que después llegará al obispo de Girona para recibir el permiso de instalarse en la diócesis.

Les envía cartas de recomendación para las personas más importantes del pueblo. Explica que el camino mas fácil es el tren hasta Perpiñan, con diligencia hasta Girona y otra vez con tren hasta Arenys. No hay comunicación ordinaria de Portvendres a Girona. Explica que no hay rebaja para las hermanas en ningún medio de transporte. No les puede enviar el texto sobre la enseñanza pública en España porque no lo tiene. No cree que necesiten ningún permiso pero si es así se los hará. Lo pueden pedir a la antigua superiora de Arenys.

El administrador de José Xifré, Manuel de Bofarull, archivista de la corona de Aragón en Barcelona será quien les hará llegar lo necesario.

Xifré cree que el viaje costará 24 francos por persona. Dice que lo paguen y él lo reembolsará a la superiora de Clichy.

Se ofrece ir a Tours de camino de vuelta a Cataluña.

2 de noviembre de 1867

Mère du Calvaire explica a Xifré que primero quiere estar bien segura que se han roto las relaciones con las Hermanas de San Vicente.

16 de noviembre de 1867

El alcalde de la villa está bien contento de recibir a las hermanas, lo ha hecho saber al obispo, Constantino Bonet, un poco tarde pero éste hacía un viaje pastoral por la diócesis y todo queda en manos del Vicario general.

¿Qué día llegamos?

La primera semana de diciembre, seguramente. No marcharán antes de tener la autorización del obispo. El contrato está preparado, las dos partes lo aprueban el 24 de diciembre de 1867 (el alcalde Antonio Ramis y Mère du Calvaire). José Xifré les dará para empezar 100 duros, moneda del país, dice, equivalente a 500-525 francos. “Arenys es un pequeño pueblo, donde todo se sabe”, advierte Xifré.

21 de noviembre de 1867

Xifré avisa que llegará el martes próximo hacia al mediodía. Está contento de poder conocer a la nueva superiora de Arenys. Va con su hijo. Se entrevista con Mère du Calvaire y dialoga sobre las condiciones del contrato que se firma en la Bretèche.

Emprenden el viaje

Las nueve viajeras cogen el tren en Tours, Mère du Calvaire y Mère Theophane las despiden. ¡Gran emoción! Hasta Bordeaux un largo y lento trayecto de 16 horas. Al llegar a Agen las espera Mère Saint Pierre y Sor Rachel, que las animan en su nueva tarea. Era la primera vez que la Congregación se expandía más allá de las fronteras francesas y por eso durante el trayecto diversas comunidades se acercan a la estación para darles provisiones y disfrutar de la extensión de la Congregación en el país vecino. Mère du Calvaire había avisado a todas las comunidades del sur (Cfr. “Audace sans frontieres”).

Es bueno reflexionar en que momento pasó todo. Las primeras hermanas que pisaron España, que fundaron las primeras comunidades en Cataluña llevaban el aire, el estilo o el perfume, como queramos llamarlo de dos grandes mujeres que han marcado nuestra historia: Mère Saint Pierre y Mère du Calvaire.

Cuando llegan a Toulouse ya llevan 24 horas de viaje. Continúan el viaje habiendo pasado la noche en una pensión. Un recorrido muy duro debido al mal tiempo y el retraso. Dejan el tren para coger la diligencia. Así lo explicaba el jefe de estación de Perpiñan cuando se le pidieron referencias, preparando el viaje.

“La voie la plus directe pour se rendre à Arenys de Mar est de prendre à Perpignan les diligences de Mr. Susquella et Cie, correspondante du chemin de fer du Midi, qui se chargera de conduire les Sœurs de charité jusqu'à destination… Il y a 2 départs par jour : le premier à 3 heures du soir, le deuxième à 10 heures du soir. En partant de Perpignen à 3h. du soir on arrive à Arenys le lendemain a 8h du matin. En partant à 10h du soir on arrive le lendemain à 3h du soir… ».

Así llegan a Arenys, Sor Théodore, de 36 años como superiora y acompañada de Sor Josías, Sor Marie Saint Victor, Sor Marie Hyacinthe, Sor Clara, Sor Saint-Ambroise, Sor Marie Celerin, Sor Marie Germaine y Sor Theresia, una joven novicia que tomó anticipadamente el hábito el 21 de noviembre.

Se pararán en Girona a saludar al obispo y llegarán a Arenys el 8 de diciembre de 1867, donde la población las acogerá con los brazos abiertos. Los principios no fueron fáciles pero así se escribe la historia.

LA VISITA DE MÈRE DU CALVAIRE Y LA GUERRA DE 1868

La relación entre Sor Ludovic, Sor Theódore y Sor Ephrem

Comprender el lazo que había entre estas tres hermanas significa conocer los puntales de la fundación de Arenys de Mar. Quiere decir que poco a poco iremos desentrañando una historia un poco complicada. Se conservan varias cartas que demuestran la relación entre estas tres.

Sor Ludovic

Sor Ludovic nació en Flers (Somme) el 13 de julio de 1817. Sus padres eran Jean Baptiste Courreu (Courreur) y Marie Françoise Daverne que le dieron el nombre de Alexandrine Courreu.

Quedó huérfana bien pronto y creció en el “foyer” Saint Florentin del departamento de l’Yonne, donde estaba una de sus hermanas mayores, Sor Ismérie. Tomó el hábito el 3 de septiembre de 1839 y profesó el 11 de octubre de 1841. (Cfr. Poüan, I p.397 de M.S. Pierre).

De 1839 al 1841 estuvo en Bourret. Conocerá a Mère Saint Pierre en Montauban. De 1841 al 1843 estará en Lamothe-Goas. De 1843 al 1844 de submaestra en el noviciado de Tours. En 1844 será fundadora y superiora de Le Mas y de 1847 al 1852 será superiora de Amboise. En 1852 será superiora de la institución Saint Louis en París. Muere el 22 de marzo de 1891.

Era una de las más íntimas confidentes de Mère Saint Pierre, se escriben mucho (Cfr. Poüan, I, p. 160, 434 de M. S. Pierre).

Se puede decir que Sor Ludovic era consejera espiritual de Sor Theódore y Sor Ephrem. Son muchas las cartas que se conservan de Sor Ludovic. En ellas se encuentra la profundidad de una mujer que no tuvo la vida fácil y que sabe dar consejo a quien se lo pide. Firmaba las cartas así: “Votre mère en Jesús”.

Sor Ephrem

Es muy complicado seguir el rastro de Sor Ephrem, es como si se la hubiera tragado la tierra y con ella todos los papeles que nos podrían dar alguna pista sobre su vida. Comencemos diciendo que fue la segunda superiora de Arenys de Mar. Así nos lo dice el periódico “Ecos de la costa” del 6 de octubre de 1887:

“Por ausencia de Sor Teodora, madre superiora que fue del Colegio Xifré, está investida de este cargo con carácter definitivo la religiosa Sor Efrén. Sor Teodora sigue residiendo en Roma, donde ha fundado una casa hospedería para los peregrinos enfermos que se hallen en la capital del Orbe católico”.

Y también una carta del obispo de Girona, Tomás, donde reconoce el nuevo nombramiento de Sor Ephren como superiora de Arenys, el 3 de octubre de 1887 dirigida a la R.M. superiora de Tours.

Rebuscando aún encontramos que nació en Batignolles (Seine) el 26 de julio de 1852. Sus padres fueron Pierre Leroux y Rose Desbennes. Entró al noviciado en septiembre de 1874. Da clases en Langeais hasta mayo de 1878 en que fue enviada a Arenys de Mar. Al cabo de unos años, en septiembre de 1887 es nombrada superiora hasta 1894, fecha en que deja la Congregación. Se cree que no regresa a Francia y que se quedó en España, concretamente en Madrid. No se sabe el año de su muerte.

¿Por qué deja la Congregación?

No se sabe. Sólo podemos decir que según sus cartas parecía agradable e inteligente. A menudo escribía a Sor Ludovic que la animaba a ser cada día más fiel. El año que fue nombrada superiora, Sor Ephrem escribe a Sor Ludovic y le expresa su angustia. Sor Ludovic, siempre tan espiritual en sus cartas, le responde que ser superiora de Arenys es sólo ser sirvienta de la Santísima Virgen (22 de enero de 1888: Carta de Sor Ludovic a Sor Ephrem, donde le da coraje para ser superiora de Arenys “La sirvienta dócil de la Santísima Virgen”). ¿Puede ser que el cargo le pesara demasiado? ¿Puede ser que cuando murió Sor Ludovic deja de tener el apoyo que hasta entonces había tenido?

Lo más claro es que la situación de la comunidad no era nada fácil. En una larga carta que envía el 5 de agosto de 1891 a la madre general le explica la situación de cada una de las hermanas de la comunidad. Expresa la necesidad de verla para explicarle de viva voz lo que está viviendo. Sor Marta está completamente perdida, grita de noche, dice que “ha de expiar sus pecados y sólo se alimenta de pan y agua”. Le envía un padre capuchino con experiencia pero este no consigue calmar esta alma atormentada. No quiere confesarla más de lo que le corresponde. Las otras hermanas tampoco están de lo mejor y las que son españolas se sienten inferiores.

Renovación del contrato de Arenys

El 22 de marzo de 1892, dos años antes de marchar escribe a Mère Josepha y le dice que el contrato de Arenys ha sido renovado por al menos 15 años más, aprobados por el consejo, el alcalde de Arenys y Xifré, el nieto del fundador que ya había pedido al alcalde, dos meses antes que se pudiera renovar el contrato de aquello que tanto deseó su abuelo:

“Muy Sr. Mío, de mi consideración más distinguida: Altamente satisfecho del celo con que las hermanas del Hospital que a esa población cedió mi difunto abuelo, D. José Xifré y Casas (q.e.p.d) han cumplido siempre la cristiana misión que les fue confiada, y constándome por otra parte las muchas y merecidas simpatías de que gozan entre los vecinos de la misma, me permito manifestar a V., para que a su vez lo haga a ese Ayuntamiento que vería con sumo gusto fuese renovado el convenio celebrado entre esa Corporación y las mencionadas Hermanas, por un plazo conveniente que creo podría fijarse en otros diez años.

Al hacer estas indicaciones a V. para que se sirva comunicarlas en mi nombre a esa respetable Corporación y las mencionadas Hermanas, por un plazo conveniente que creo podría fijarse en otros diez años.

Al hacer estas indicaciones a V. para que se sirva comunicarlas en mi nombre a esa respetable Corporación, no sólo considero hacerme fiel intérprete de los deseos de la población, si que también rendir con ella un justo tributo de gratitud a las Rdas. Madre Superiora y demás Hermanas de la Orden a que pertenecen, a cuyo cargo corre aquel benéfico Asilo.

Aprovecho esta ocasión para despedirme de Vd. Afmo. S.S.q.b.s.m.”.

Así, el nuevo contrato tiene fecha de 8 de marzo de 1892.

Jean Battiste d’Arêns

Suponemos que este es el rector acaparador del cual ya advertía Xifré en el momento de establecer relaciones. Así firmaeste presbítero que el 28 de mayo de 1869 escribirá con tono duro y enfadado a la madre general para decirle que no puede ser que las hermanas se confiesen solo cada quince días.

“…Vos Soeurs d’Arens ne se confessent desormais que touts les quinze jours. Un devoir de mon ministere m’oblige a vous dire que je n’approuve pas cette votre disposition…”

Mère du Calvaire responde:

“…par la quinzaine parceque cet usage, adopté généralement est approuvé par M. l’Archevèque de Tours, notre premier superieur, et que nos soeurs d’Arenys ne me parraisent pas avoir besoin d’une confesión plus fréquente”.

El rector no queda nada contento con esta carta y el 17 de junio de 1868 vuelve a escribir a Mère du Calvaire y le dice que se deberían de confesar cada ocho días o bien dos veces por semana como hacían las hermanas de la otra congregación. Y con tono imperativo le dice que lea la “Pastoralis cure” del Papa Benedicto XIV.

¿Dónde encontrar apoyo?

El 11 de noviembre de 1868 el consulado general de Francia en Cataluña asegura al obispo de Tours que aunque la congregación no es reconocida en España y a pesar de ser extranjeras no corren ningún riesgo y serán bien acogidas.

Así queda también demostrado en la carta del 10 de diciembre de 1868 en que el obispo de Girona, Constantino, escribe al de Tours para remarcar que las hermanas serán bien acogidas. Hecho que reafirmará su sucesor, Isidoro, cuando escribe el 20 de marzo de 1876 a Malmouche, vicario general de Tours, para mostrarle su apoyo a las hermanas.

I EN OCTUBRE DE 1887: VISITA DEL SR. OBISPO DE TOURS

Así lo explica “Ecos de la Costa” del 9 de octubre de 1887:

Monseñor el Arzobispo de Tours llegó a nuestra villa el jueves último a las 9 de la mañana. En la estación le aguardaban el Sr. Alcalde accidental D. José Calbetó, Rdo. Cura párroco y clero parroquial, Sr. Padre Vicario de Capuchinos, Hermanos de las Escuelas cristianas, los señores que constituyen la comisión de beneficencia del Ayuntamiento, y otras personas pertenecientes a la buena sociedad de Arenys. La acogida que se dispensó a Su Grandeza fue afectuosísima y nos consta que el Prelado quedó excelentemente impresionado. El cortejo dirigióse a pie a la Iglesia Parroquial donde el Ilustre pastor admiró el magnífico altar mayor, y la capilla del Santísimo Sacramento, que halló del mejor gusto.

Terminada esta primera visita la comitiva se encaminó al Hospital, entrando por el soberbio portal de la Riera. Este era el objeto preferente de su visita, pues, como dijimos en otro número, el Arzobispo de Tours es el Superior de la Congregación a que pertenece la Comunidad que se alberga en aquel Establecimiento. Las Hermanas de la Caridad felicitaron a Monseñor, y los niños de las clases del Asilo, puestos en fila, entonaron un cántico adecuado. El Prelado penetró luego en la capilla, donde se cantó, con acompañamiento de armonium, el himno Benedictus, mientras saludaba al Sacramento. Luego Su Grandeza se volvió a la multitud silenciosa que le rodeaba y con voz conmovida anunció que deseaba empezar por saludar a la Reina del Cielo, recitando el Ave-María para dar gracias por su feliz viaje y por la alegría que experimentaba al entrar en la villa de Arenys que conocía ya mucho por lo que de ella le habían referido las religiosas que quieren tanto a este país. Luego, saludando a su vez a los que le habían dado la bienvenida. Monseñor pidió las bendiciones del Cielo para ellos y sus familias. Después subió a la Sala de Comunidad adornada y preparada para su recepción, donde los alumnos del colegio cantaron en francés y en español con acompañamiento de piano, inspiradas composiciones de sabor místico. Monseñor tomó la palabra y expresó que sentía la más viva satisfacción al hallarse por fin en este hermoso país de España que deseaba visitar mucho tiempo habla, y habló de nuestra patria en términos que daba testimonio del afecto que por ella sentía. La describió siempre valiente y emprendedora, no contentándose con los límites naturales, demasiado mezquinos para su generosa actividad, sino que dilatándolos mas allá de los mares, siembra en las más remotas regiones la semilla de las virtudes cristianas y el honor y tenacidad propios de nuestra raza. Luego refiriéndose a la obra tan querida de su corazón, la orden de la Presentación, añadió: que la población de Arenys tenía aquí para el servicio de sus pobres, de sus enfermos y para la educación de sus niños, una porción de aquella vasta Presentación, que a su vez también, valiente y decidida no se limita a su patria, sino que se dilata hasta España, y lleva hasta el Asia y América los beneficios del ministerio de la caridad. Con las mas cariñosas frases, dio las gracias a la digna concurrencia por la buena acogida que se le había dispensado, diciendo cuan feliz se sentía al ver aquí el espíritu cristiano, la fe y el respeto para el representante de Jesucristo, dando testimonio de los nobles sentimientos de todos los buenos hijos de Arenys.

Terminada esta ligera plática, que pronunció con voz bien timbrada, aunque algo conmovida, Monseñor al retirarse habló a cada uno de los numerosos concurrentes, expresándose en español al dirigirse a los niños a fin de que mejor le entendieran.

Durante los dos días que ha permanecido en nuestra villa ha recibido las visitas de infinidad de personas que quedaron sumamente complacidas y sorprendidas a la vez de los numerosos conocimientos que respecto a nuestra localidad tiene el digno Prelado; lo cual no es de extrañar por ser muchas las hijas de esta población que pertenecen a la orden de que es superior.

Ayer sábado salió de nuestra villa, para dirigirse a la de Badalona, siendo despedido por las muchas personas que fueron a recibirle el día de su llegada. En su trayecto hasta la Estación dio a besar el anillo pastoral a cuantos se hallaban a su paso, y siguiendo la costumbre francesa dio un ósculo de paz al Reverendo Cura Párroco en representación de toda la asistencia.

Hemos recibido especial encargo, y lo cumplimos con el mayor gusto, de hacer constar que Monseñor no tuvo tiempo material para devolver las visitas como hubiera sido su deseo”.

Sor Marie Visitation

Después que Sor Ephrem dejara la Congregación fue Sor Marie Visitation la que es enviada de superiora a la comunidad de Arenys. Su nombre era Louise Eugénie Poupart, nacida el 20 de abril de 1856 en Doingt Flamicourt (Somme), tomó el hábito el 2 de julio de 1878 e hizo profesión el 28 de septiembre de 1880.

De 1878 a 1880 estuvo en Bordeaux St. Pierre; de 1880 a 1884 en Les Corts, de 1884 a 1894 en Barcelona y de 1894 a 1903 fue superiora de Arenys, después de 1903 a 1914 superiora de Pont d’Inca y en 1914 vuelve a Arenys de Mar, donde continua de superiora. En julio de 1923 cae enferma y muere el 17 de noviembre de 1923.

Problemas

En 1915 Sor Marie Visitation se encuentra con el grave problema que la casa de Arenys está en mal estado y no hay dinero para hacer lo que hace falta. El Sr. Xifré según expresa está pasando por un mal momento económico y cuando se sepa el coste de las reparaciones mirará de ayudar en lo que pueda.

Así, se plantea el problema de dejar o arreglar la casa o de comprar otra. Será en este año que Mère Josepha volverá a visitar España, en 1909 ya había estado. La superiora general verá la problemática que sufre la casa de Arenys.

Tener un hospital y un colegio juntos era todo un problema. Cuando se tenía que sacar un difunto había que vigilar que no hubiera ninguna niña por las escaleras, etc. Las hermanas reciben en 1917 la oferta de venta del terreno de delante que pertenece a la familia Cabirol. Lo comprarían y lo llamarían “La Propiedad”, donde se comenzó a construir el nuevo colegio, a cargo del arquitecto D. Vicente Puiggrós y se encarga de la obra D. Rosendo Vives, de Arenys. “La propiedad” era un terreno lleno de viñas yalgarrobosque en septiembre de 1923 serían sustituidos por un bonito colegio casi acabado.

Sor Marie Visitation ayudaba moralmente a todos los trabajadores. Albañiles, pintores, yeseros, estucadores, trabajaban organizados y sin molestar para acabar lo antes posible.

Sor Marie Visitation, al caer enferma es trasladada en carromato a la nueva casa que ya no reconoció y donde murió al cabo de pocos meses. Efectivamente la comunidad se trasladó el 7 de septiembre de 1923.

El 17 de octubre de 1923, el nuevo colegio recibe las alumnas, un buen grupo serán internas. Sor Marie Visitation es sustituida por Sor Marie Isidore, según dicen una gran religiosa y una excelente pedagoga.

Sor Marie Isidore

Lucille Marie Roulleau, nacida el 21 de marzo de 1870 en Saint Amand (Loir-et-Cher). Tomó el hábito el 22 de agosto de 1888 y profesó el 11 de septiembre de 1890. Estuvo en Saint Florentin, Chateauroux, Le Mas, y en 1903 fue nombrada superiora de Barcelona “Ensanche” y el 7 de octubre de 1923 de Arenys, en 1929 de Rosellón, en 1933 vuelve a Arenys, en 1936 al Hogar de Nantes, en 1937 en Saint Florentin, en 1939 vuelve a Arenys, en 1947 se queda a reposo en Arenys hasta que en 1949 vuelve a Tours, donde murió el 14 de diciembre de 1949.

1923-1933

El número de alumnas y pensionistas va creciendo, se introducen nuevos planes de estudio. El día de Pascua de 1924, la comunidad dona el hospital Xifré al ayuntamiento de la villa pero continúa trabajando Sor Josefa, ya de edad avanzada pero siempre con la sonrisa en los labios.

Hasta el 8 de septiembre de 1925 el colegio tuvo una capilla provisional, pero a partir de aquél día la gran capilla fue bendecida por el obispo de Girona, Vila Martínez y el altar fue consagrado en abril de 1926 por el propio obispo.

Una imagen del Sagrado Corazón fue un regalo de las alumnas de Rosellón a Sor Marie Isidore. La imagen fue situada en el salón y tal hecho mereció una gran fiesta de entronización.

En 1929 Sor Marie Isidore es reemplazada por Sor Anunciación pero en 1933 Sor Marie Isidore vuelve a Arenys.

PREVENTORIO

En 1933 el colegio es transformado en preventorio ya que una ley prohíbe a las religiosas enseñar. Para explicar en qué consistía vale la pena trascribir un folleto informativo de la época, que de forma detallada sitúa a los interesados:

LO QUE ES EL PREVENTORIO. El Preventorio de Arenys de Mar es una Institución que, análogamente a las similares que funcionan en todos los países civilizados, está destinada a niños en estado de depauperación orgánica, débiles, convalecientes, anémicos, linfáticos y escrofulosos que gracias a una vida higiénica y convenientemente reglamentada en un clima especialmente escogido y con una alimentación abundante y nutritiva, permite hacer de los niñosque se le confían, criaturas vigorosas y fuertes, resistentes a las noxes morbosesi, por tanto útiles a la familia y a la Sociedad

SITUACIÓN. El Preventorio de Arenys de Mar está situado a las afueras de la villa de este nombre. En un espléndido edificio convenientemente adaptado según las normas más modernas que la ciencia aconseja.

Está emplazado en medio de bosques y jardines, quedando totalmente separado de toda formade edificaciones que le quitenel aire y el sol, elementos vivificadores esenciales para nuestra Institución.

CLIMA. El Preventorio de Arenys de Mar está influenciado directamente por el clima marítimo de nuestra costa de levante, con todas sus ventajas.

La acción del clima marítimo sobre el metabolismo infantil es directa. En todas las Instituciones del género de la que nos ocupa se ha observado un aumento del peso de los niños y no a expensas del tejido adiposo sino del muscular, como lo demuestra el aumento de la circunferencia de las extremidades, aumenta el número de hematíes y se estimulan los recambios gaseosos pulmonar y cutáneo, mejorando extraordinariamente la termorregulación, resultando los niños insensibles a los enfriamientos.

De aquí la influencia de este clima sobre el organismo infantil y de una manera especial sobre los niños débiles y con metabolismo retardado, como lo son los niños con manifestaciones de la diátesis exudativa, que son los que más directamente se benefician de un clima marítimo como el de Arenys de Mar.

RÉGIMEN DEL ESTABLECIMIENTO. El Preventorio de Arenys de Mar está bajo la dirección del cuerpo facultativo compuesto por los doctores siguientes: Dr. Josep Maria Barjau, médico jefe, Dr. Francesc X. Cairó, Dr. Pere Puig i Roig, Dr. Joan RibasCasas y Dr. Pere Saldaña.

Médico residente del Preventorio: Dr. Josep Mª Cardelús.

CONDICIONES DE ADMISIÓN. La edad mínima de ingreso en el Preventorio es la de cuatro años y la máxima es de 14 para los varones y de 12 para las niñas.

Están especialmente excluidos todos los niños afectos de enfermedades contagiosas y muy especialmente los niños con tuberculosis abiertas.

Precio de las estancias: 200 a 250 pesetas mensuales, según la habitación, siendo en todo lo demás idéntico el trato a todos los pensionistas.

Para las solicitudes de ingreso, como para todo tipo de informaciones, hay que dirigirse al domicilio del médico jefe, Dr. Josep Mª Barjau, calle de las Cortes Catalanas, 696, pral (Barcelona) todos los martes, jueves o sábados, de 3 a 6.

VÍAS DE ACCESO. Por ferrocarril, conduce a Arenys de Mar la vía de Barcelona a Francia por el Litoral. A la llegada de todos los trenes se encuentran en la estación de Arenys de Mar, los autobuses que conducen a Arenys de Munt, los cuales dejan a la entrada misma de la finca donde se encuentra el Preventorio. También hay un buen servicio de taxis.

Por carretera, puede utilizarse la de Barcelona a Francia por la Junquera, tomando el ramal de Arenys de Mar lleva a Sant Celoni. A poca distancia de las últimas casas de la población se encuentra la entrada de la finca.

PRÓXIMA APERTURA. La inauguración del Preventorio de Arenys de Mar será el día 8 del próximo mes de octubre”.

Así acababa el folleto informativo que estaba ilustrado con dos fotografías color sepia. Por tanto, el 8 de octubre de 1933 era inaugurado el Preventorio, que pocos años después sufriría los desastres de la guerra civil española. La capilla fue transformada en sala de baile, el altar fue destruido. Después se instaló una escuela mixta (Escuela Libre Unificada) y más tarde el ejército republicano instaló su cuartel general (Centro de Organización de Tropas de Intendencia – COPTI).

1940

Cuando las tropas nacionales entraron en Arenys, la casa estaba en un estado penoso. La superiora de Pont d’Inca, Sor San Diego reclama el edificio. Sor Socorro y Sor María San Pedro, que se habían quedado en España durante la guerra civil, casi no la podían reconocer. Comenzaron a limpiarla con mucho esfuerzo y en el mes de octubre volvían a abrir el colegio que recomenzaba con 12 pensionistas. El 3 de marzo de 1940, Jorge Ferrer Valls celebró la primera misa con motivo del receso de la Juventud Femenina de Acción Católica.

Se ha de destacar la tarea del capellán Zenón Mensa Fábregas que cayó en manos del ejército republicano y que murió encarcelado cuando ya su hermana había conseguido la orden de liberación.

Durante la segunda guerra mundial, al ser imposible ir a Tours para hacer el noviciado, la casa de Arenys acogió las chicas que querían consagrarse al Señor siguiendo el estilo de la Dominica de la Presentación.

Sor Marie Isidore no llevaba tan solo el peso de Arenys sino que se encargaba del estado de todas las otras comunidades y hacía una buena síntesis de cómo estaban a la madre general, Mère Thérèse Auguste, aparte de sugerirle todos los cambios que se habían de hacer o que ya había hecho. De finales de 1939 al febrero de 1940 sufrió bastante a causa de un mal en el índice de la mano derecha que le deformaba la escritura.

Fue en 1940 que la madre general, M. Thérèse Auguste, llegó a Arenys de Mar.

El Ayuntamiento buscaba terrenos para construir viviendas protegidas y por boca de Sor Marie Isidore, la Presentación cedió un trozo de terreno.

En el estado de cansancio que sufría Sor Marie Isidore, llegó a Arenys Sor Marie Edouard llena de vida para hacer avanzar el colegio.

Sor Edouard

Berthe-Claire Guyard, nacida el 15 de junio de 1881 en Saint Denis sur Ovanie, hija de François Guyard y Zoé Lebeau. Hermana de Sor Loyola, muerta en 1955. Entró al noviciado el 10 de agosto de 1903, tomó el hábito el 12 de septiembre de 1904 y profesó el 3 de septiembre de 1907.

El 15 de septiembre de 1904 comienza a dar clase de francés en Arenys de Mar. El 28 de agosto de 1906 estuvo en Barcelona (Cortes). El 8 de mayo de 1908 embarca hacia Colombia con el barco “La Martinica” y el 20 de junio de 1908 llegó a la comunidad de Medellín; estuvo en Barranquilla, Bogotá, hasta el 29 de agosto de 1937 que llegó a Arenys de Mar. El 14 de mayo de 1949 fue a la Casa Madre en Tours. Muere el 8 de agosto de 1956.

...continuará