Marie Poussepin, fundadora en todos los aspectos
MARIE POUSSEPIN

¿Es Marie Poussepin nuestra única Fundadora?

Sí. No lo fue San Vicente de Paúl, Marie Poussepin no lo conoció pero tampoco lo fue el P. Mespolié, dominico. No confundamos, le ayudó pero jamás fundó. Estuvo presente en la donación que Marie Poussepin hizo a Noêlle Mesnard.

Marie Poussepin nos ha fundado financieramente, ella lo pagó todo. Puso todo lo que tenía al servicio de su fundación, “no poseo nada”. Es por eso que pide hacerle la caridad de decir la misa por ella cada domingo.

Es fundadora por su trabajo, por buscar la aprobación del rey y del obispo. Esperó con paciencia las Cartas Patentes y la aprobación del obispo (12 años eternos).

Como Fundadora nos dio la regla con sus intenciones y voluntades: REGLAMENTOS.


HISTORIA DE LOS REGLAMENTOS

Son tres las fechas claves al hablar de los Reglamentos: 1696, 1724, 1738.

1696

(Pagó la casa en dos veces, finales de 1696 y la otra en 1697. No podía donar la casa sino después de está fecha cuando ya estuviera pagada).

En la donación a Noêlle Mesnard explicita sus intenciones de fundación:

- De la Tercera Orden de Santo Domingo para utilidad de la parroquia.
- Quiere una comunidad: no cohabitación de Terciarias dominicas sino vida común regular con una superiora y una regla. Marie Poussepin no podía fundar una comunidad religiosa con votos pues eso sólo era para la clausura.

Marie Poussepin es la primera en la Orden Dominicana en imaginar una Tercera Orden con regla, vida común y superiora. Ya que la Tercera Orden estaba formada por laicos, casados o no, piadosos que seguían un reglamento de piedad que no era una regla religiosa. Recordemos que ella ya entró en la Tercera Orden en Dourdan.

Nuestra Fundadora quería una verdadera comunidad (vida común, superiora, regla). Será en el siglo XIX que se extienden las Terciarias Regulares, antes sólo eran seculares. Marie Poussepin es la primera que cumple con esta novedad para el apostolado. Por eso, los dominicos no autorizaban la comunidad. Han necesitado un siglo y medio para reconocer a la Congregación. No es hasta 1959 cuando el Maestro General da la filiación completa.

En esa época la Orden no hizo nada para la Congregación, ya que esa forma de vida no existía. El Maestro General que más o menos aceptó la Congregación fue el P. Antonin Cloche, amigo de Mespolié, eran de la misma provincia.


1712

Surgen dificultades con el obispo de Chartres. El Maestro General gracias a Mespolié da al cura de Sainville la potestad de recibir a las hermanas en la Tercera Orden. Había también problemas entre los dominicos del convento de Chartres y el obispo.

Un obispo no podía autorizar una comunidad si no había autorización civil. Marie Poussepin se informa en París con un abogado para saber cómo legar la comunidad si a ella le pasaba algo. El consejo es solicitar las Letras Patentes, que tardaría 12 años en obtener.


1720

El Maestro general Cloche, muere. Los sucesores, (uno de Cerdeña y otro español) no sabían nada de Francia, y la comunidad de Sainville era demasiado pequeña para que captaran los problemas. No se podía esperar nada de este lado.

1724

Luís XV (de 10 años) autoriza las Cartas Patentes con dos condiciones:

- Aceptación del obispo.
- Investigación de lo que piensa la gente (Asamblea del Cómmodo et Incommodo).

El obispo acepta pero con dos condiciones:

- Sólo bajo su autoridad.
- Que él de las reglas y nombre al superior.

Marie Poussepin se someterá al obispo.


1738

Reglamentos de Sainville. En 1739 publicación de los Reglamentos en Chartres.
Son 14 años entre 1724 y 1738 y Marie Poussepin estaba sobrecargada de trabajo (formación...) y no tenía mucho tiempo para escribir. Estaba sola, Mespolié había muerto y el superior le daba poco apoyo.