"El Ejercicio de la Caridad" de Bernard Préteseille

VI.- UN NUEVO IMPULSO

Tras la obtención de las Cartas Patentes, teniendo asegurada legalmente la Congregación, es el momento de dar un nuevo impulso, de la expansión de la misión. Una gran alegría recibe Marie Poussepin, al concederle el Señor de la Bastie la autorización para poder tener la presencia del Santísimo Sacramento en la capilla. Tras este gozo llegan nuevos contratiempos para la comunidad. Hna. Scholastique y Hna. Dominique se marchan para fundar en Auneau la Congregación de las “Hijas de la Providencia del Sagrado Corazón”. El capellán (Señor Cassegrain) que prestaba el servicio de la dirección espiritual a las hermanas, quiere reformar la comunidad, ya que considera que Sainville peca de activismo, esto produce tensiones que acabaran con la salida del capellán de la comunidad. En el verano de 1727 el Padre Mespolié muere, pierde así a un fiel apoyo y el último lazo que tenía con la Orden Dominicana. Un nuevo impulso se da con 10 nuevos establecimientos, surgen nuevas fundaciones, como las de Armenoville-les-Gatineaux (1728) y Puiseaux (1733) pero a la vez de retirarse en algunos de ellos (Jouarre). A lo largo de su vida son en total 20 establecimientos en 40 años.
 

Se añadirán en la vida de Marie Poussepin preocupaciones familiares, el camino de dos de sus sobrinos sin duda no será el deseado por su familia, Marie Anne queda embarazada antes de casarse, un escándalo para la época y Louis Pierre roba a su propio padre; escándalos que le causarán una gran tristeza, son muchos los años que dedicó exclusivamente a su familia, a asegurarles un porvenir.

Para Marie Poussepin es su deseo que las hermanas vivan con lo necesario y lo práctico. Las obras de caridad por el trabajo y en la pobreza. Ya en sus últimos años incluso se tiene que enfrentar a dos procesos de justicia de los que sale victoriosa con éxito debido a la buena organización de los documentos, presentando las pruebas oportunas y exigiendo lo que es justo, no pide mas de lo que le pertenece.

Característica que sobresale en Marie Poussepin
 
  • Fidelidad.
  • Prudencia.
  • Inteligencia.

Marie Poussepin permanece fiel a lo que cree que el Señor le pide, tratando de responderle con gran amor. A pesar de su edad avanzada, de dificultades en las que no se exalta viviéndolas con serenidad e inteligencia buscando siempre el bien, ella está abierta a dar un poco más de sí misma, es fiel a su vocación misionera, dando un nuevo impulso a su misión, expandir el amor de Dios. Con sus hijas es firme, tiene claro que el medio para ayudar es desde el esfuerzo personal para el bien común, mediante el trabajo llevando una vida en la pobreza, que vivan con lo necesario. 

Valoración personal
 

Son años de expandir la Congregación, así siendo fiel a su voluntad misionera surgen nuevas fundaciones. Marie Poussepin en una edad ya avanzada va viendo como su fundación va arraigando a pesar de todas las dificultades del camino y como la que la suceda deberá de ser una mujer con una personalidad fuerte para seguir llevando adelante por lo que tanto ha batallado. Verdaderamente es una mujer de Dios, a pesar de su edad avanzada sigue luchando, se sigue entregando para cumplir la misión que siente que es sólo la “Obra de la Providencia”, es sencillamente un instrumento en manos del Señor que se va dejando hacer.