"El Ejercicio de la Caridad" de Bernard Préteseille

IX.- EL ROSTRO DE UNA SANTA Y SU POSTERIDAD

Este capítulo recoge en sí, una síntesis de toda la vida de Marie Poussepin, en la que destaca sobre todo su ardiente caridad. Se posee de ella un retrato que nos habla de su persona, de lo que impregnó siempre su vida, donde podemos destacar diferentes aspectos, en sus manos tiene la biblia, de la que hizo su vida, la Palabra de Dios guió su camino y los Reglamentos, como su voluntad de vida para las que la sucedan; el hábito bien dominicano, y un rostro que nos muestra su bondad, con una sonrisa benévola, de quien encontró el equilibrio, una personalidad que logró su unidad humana y sobrenatural. 

En Dourdan creció en una familia cristiana que le dio ejemplo, en la que supo afrontar las dificultades familiares e incorporar nuevas técnicas de fabricación, llegando a asegurar el porvenir de su hermano. En Sainville su corazón se conmovió ante la situación de pobreza que vivían y es aquí donde dio su vida, donde vivió el evangelio, donde práctico la caridad y nació la Congregación. Una mujer perseverante, que supo esperar durante largo tiempo la obtención de las Cartas Patentes a pesar de las dificultades, decepciones, siempre sin desalentarse. A lo largo de su vida todo lo vivió desde la fe, es “la fe que obra por la caridad”. Su mayor riqueza es “imitar la vida que Nuestro Señor llevó sobre la tierra”, ella es toda de Dios, porque vive todo desde y para Dios. Su obra de caridad se ha perpetuado desde hace tres siglos y sigue abierta, su espíritu permanece vivo “el ejercicio de la caridad” y hoy sigue llamando a aquellas que quieran “vivir y morir en el ejercicio de la caridad”.

Característica que sobresale en Marie Poussepin
 
  • Inteligencia.
  • Prudencia.
  • Capacidad de discernimiento.
  • Mujer audaz.
  • Perseverancia.

En ella se impregnan estas características en una visión global de todo lo que vivió a lo largo de su vida, mujer inteligente que desde bien joven se va llenando de Dios, en su familia. Siendo en las dificultades donde demuestra su capacidad de discernir ante cada situación, mostrándose prudente, con una voluntad fuerte que la mantiene firme y la lleva a seguir luchando, sigue confiando en aquello que cree que se debe realizar en ella, pero es sobre todo su perseverancia la que la lleva a realizar la “obra de la Providencia”, a hacer el bien en su vida.

Valoración personal
 

La vida de Marie Poussepin es un buen ejemplo de una vida que se da, que se entrega a Dios. Es una mujer que pasó haciendo el bien y dejó plantada la semilla que sigue dando fruto, siendo nuestra mejor intercesora ante Dios.

_________________

[1] Doctrina de Cornelio Jansen, heresiarca holandés del s. XVII, que exageraba las ideas de san Agustín acerca de la influencia de la gracia divina para obrar el bien, con mengua de la libertad humana. En el s. XVIII, tendencia que propugnaba la autoridad de los obispos, las regalías de la corona y la limitación de la intervención papal; solía favorecer la disciplina eclesiástica y las reformas ilustradas.