Al servicio de la Caridad

De la rica ciudad de Dourdan al humilde pueblo de Sainville

Posiblemente durante el invierno de 1695 - 1696 Marie sale de su ciudad natal para ir a Sainville, pequeño pueblo de la llanura de la Beauce, situado a unos 17 kilómetros de Dourdan. Allí las guerras y la mala administración del reino dejan una impronta de miseria, enfermedad e ignorancia entre los campesinos. Marie ve en esta realidad un signo evidente de la voluntad de Dios sobre su vida. Es una llamada que le exige orientar ahora su mirada y todo su esfuerzo en favor de los más pobres y replantearse desde ellos todo su proyecto de vida.

Llega a Sainville con su prima Agnés Revers y poco después se les suman otras jóvenes huérfanas del lugar. Invierte todo su patrimonio en comprar y dotar una casa donde pronto empieza a funcionar una escuela para las niñas de Sainville. También les enseña el tejido en seda y a procurar cuidados a los enfermos.